Logotipo federación madrileña de triatlón
close
(ALT DEL ADMIN)

Mi primer Triatlón

Aunque el triatlón consta de 3 modalidades deportivas muy conocidas, este deporte tiene sus propias características y está condicionado por las transiciones de la natación al ciclismo y de la bicicleta (que puede ser de montaña o de carretera) a la carrera a pie. En esta sección de la página web os ayudamos a evitar errores comunes, las conocidas como globeradas entre los triatletas, y os animamos a uniros a la familia del triatlón madrileño a través de alguno de los numerosos clubes que os permitirán tanto obtener la licencia federativa como practicar esta preciosa afición en compañía y conocer así a un montón de deportistas como vosotros.

Eres un triatleta, no un nadador, un ciclista o un atleta

(ALT DEL ADMIN)

Si bien hace falta estar en forma en los 3 segmentos, es importante tener en cuenta las transiciones. Primero, porque es básico no olvidar ningún material necesario en casa, y después porque el trabajo muscular de cada segmento es diferente. Las transiciones se entrenan física y mentalmente. Probad a hacer una esfuerzo corto muy intenso sobre la bicicleta y después haced un pequeño sprint a pie: enseguida veréis lo que cuesta ponerse a correr después de pedalear, y eso hay que entrenarlo.

 

Además, hay que tener visualizadas las transiciones, cada paso que vamos a dar, el orden exacto, para evitar salir a pedalear con el neopreno puesto o volver a por el casco o las gafas o tener que hacer el ciclismo con las zapatillas de correr porque nos hemos dejado olvidadas en casa las zapatillas de calas para la bicicleta. Eso les ocurre también a los más expertos. Entrenamiento físico y mental por tanto de las transiciones.

 

Zapatillas sin cordones y cinta elástica para el dorsal

(ALT DEL ADMIN)

Este punto es fundamental para los triatletas que vienen de carreras populares, que es un grupo muy numeroso. En el triatlón hay que olvidar los cordones de las zapatillas, porque el acto de atarlas supone una importante pérdida de tiempo que se soluciona con cordones elásticos. Así, sólo hay que introducir el pie en la zapatilla y a correr, evitamos perder segundos preciosos de la segunda transición, conocida como T2.

El dorsal no se une a la camiseta con imperdibles, porque esto hace imposible girarlo durante la prueba: en ciclismo el dorsal debe ir en el dorso, en la espalda, y en la carrera a pie, debe ir en la parte frontal, para que los oficiales sean capaces de distinguir de qué triatleta se trata en cada segmento de la prueba. Por eso vemos a los triatletas unir el dorsal a una cinta elástica que se debe girar en la segunda transición. En la natación no hay que llevar dorsal.

Y en triatlón, el chip se incorpora a una cinta negra con velcro que se ata en el tobillo para que resista sin problema los tres segmentos.

Peleas en el agua, la natación no es un deporte idílico

(ALT DEL ADMIN)

Una de las cosas que más llaman la atención a los triatletas debutantes es la cantidad de golpes que reciben en la natación. En el agua, el espacio es menor, sobre todo en los giros, al rodear las boyas, y hay un auténtico atasco para pasar, lo que genera adelantamientos accidentados, golpes, gafas que se salen, empujones, hundimientos. Es clave que los principiantes y los nadadores más lentos y menos expertos compitan por la zona más alejada de la boya, para evitar incidentes e incluso perder las gafas o agobiarse en el agua y terminar la prueba antes de tiempo. Este punto es muy importante, por eso hay clubes que hacen entrenamientos multitudinarios en las calles de la piscina, o prácticas con boyas y sin corcheras en al agua, para simular en lo posible la competición. No lo olvidéis, la natación no es el mejor sitio para conocer gente, sobre todo si no sois expertos y veloces nadadores.

Únete a un club y tendrás entrenador

(ALT DEL ADMIN)

Tener licencia federativa y formar parte de un club son aspectos no obligatorios pero si muy importantes si quieres convertirte en triatleta. Por supuesto, a la hora de competir hay que ir haciéndolo de forma progresiva, comenzar con distancias sprint o mini e ir añadiendo metros y kilómetros poco a poco a nuestro currículum deportivo. Nada mejor que un entrenador para saber hasta dónde podemos llegar cada uno. Y nada mejor que formar parte de un club para tener un entrenador presencial que nos ayude a mejorar nuestra técnica y velocidad en el agua, sobre la bicicleta y corriendo. La misma locura es empezar a correr y a los 3 meses participar en un maratón que iniciarse en el triatlón y querer ser Ironman en cuatro días. Como dicen en Italia: “piano piano se arriba lontano”. Esta máxima es de total aplicación al deporte. Antes de empezar a hacer ejercicio físico de forma intensa se recomienda hacerse un buen reconocimiento médico, mejor si incluye prueba de esfuerzo. Con la práctica del triatlón lo pasamos muy bien, pero esto no es ningún juego.

Fedérate

(ALT DEL ADMIN)

Para participar en un triatlón es necesario estar federado o adquirir la licencia de un día: en algunas competiciones se permite participar sin la licencia anual, pero en la inscripción tendrás el sobrecoste del seguro de un día. Casi todos los triatletas se federan a través de un club, modalidad algo más barata que la licencia de los independientes. En definitiva, las ventajas de estar federado o tener la licencia anual son las siguientes.

Inscripciones más baratas: si no eres un triatleta federado, en todas las inscripciones de las carreras que se encuentren supervisadas por la Federación Madrileña de Triatlón, deberás pagar un "plus" para dicha cuota federativa de un día. Normalmente rondan los 5€, dependiendo de los organizadores y de la distancia. Esta cuota te la ahorrarías con el pago anual de atleta federado.

Seguro de accidentes: una de las ventajas más importantes que tiene todo triatleta federado es el seguro de accidentes mientras realizas tu práctica deportiva, ya sea entrenando o compitiendo. Si estas nadando, pedaleando, o corriendo y tienes la desgracia de tener un accidente, gracias a tu seguro federativo todos los gastos corren por parte de tu seguro. OjO, esto no cubre las lesiones, salvo que sean producto de un accidente.

Seguro de responsabilidad civil: otra de las grandes ventajas es el seguro de responsabilidad civil que te protege por cualquier tipo de accidentes que cometas hacia un tercero. Por ejemplo, si te encuentras en una carrera y atropellas a un espectador en el tramo de ciclismo y éste o cualquier otro participante decide demandarte por daños. Si eres un atleta federado, estarías cubierto y sin preocupaciones. La excepción es que no te cubre entrenando.

Participación en pruebas de clubes: si tienes la suerte de pertenecer a un Club de Triatlón y estar federado, podrás representar los colores de tu club en diferentes circuitos y carreras. Puntuarás siempre para tu club ayudándolo a crecer y aportando tu granito de arena.

Posibilidad de participar en Campeonatos de España y Autonómicos: si tu nivel es mayor y quieres optar por algo más, estando federado puedes optar por la posibilidad de participar en eventos de ámbito nacional de mayor nivel, como el Campeonato de España y optar a ser seleccionado para representar a la Comunidad de Madrid e incluso a la selección nacional.

El trámite lo gestiona el club directamente con la Federación; si prefieres empezar o mantenerte como independiente tú mismo puedes realizarlo a través de la plataforma de gestión de licencias de la Federación Madrileña.

Te puede interesar:

  • Banco Popular
  • Orca
  • coca Cola
  • Kaptium
Top